5 minutos de lectura ( 934 palabras)

Exposma

pexels-alexandr-podvalny-320007

¿Te suena esta palabra? Pues está muy muy relacionada con el estado de nuestra piel ya que es el factor que más la condiciona.

Pero, ¿Qué es el exposoma?

Es algo que ha estado presente toda la vida pero no fue hasta 2005, que el epidemiólogo molecular, el Dr. Christopher P. Wild, le puso nombre: EXPOSOMA (Expos: exposición; -oma: relativo a).
Es decir, el exposoma lo componen todos los factores externos a los que estamos expuestos y los cuales influyen en nuestra salud y también en nuestra piel.
En la actualidad, el exposoma está muy “de moda” y no es para menos, ya que corresponde a ese 75% del proceso de envejecimiento depende de factores que podemos controlar y forman parte de nuestro estilo de vida.
Los casos de enfermedad, podrían prevenirse si se eliminaran ciertas exposiciones.
La Dra. Ana Molina afirma que en el futuro, los médicos no preguntarán tanto por los antecedentes genéticos sino en donde ha vivido ese paciente. Se calcula que será el principal antecedente ¿Dónde has vivido?
Y es que los niveles de polución de la ciudad donde vives, el estrés… y en definitiva tu estilo de vida, afecta enormemente a tu salud.

¿Cuáles son los principales factores?

- La radiación solar y la luz visible.

El sol es el principal responsable del fotoenvejecimiento.
Tenemos muy asumido que debemos usar fotoprotección si vamos a exponernos a la luz solar pero ¿Qué pasa con la luz visible (VIS)? Está demostrado que también produce fotoenvejecimiento y alteraciones de la pigmentación. Por eso es tan importante usar fotoprotección en nuestro día a día, incluso cuando vamos a estar únicamente en casa o en la oficina.

- El tabaco. 

Aparte de lo dañino que resulta para la salud, el tabaco aumenta la aparición de arrugas y manchas en nuestra piel. Además, hace que pierda firmeza y cicatrice peor.
¿Sabías que existe el término: ‘rostro del fumador’? Se caracteriza por tener arrugas marcadas alrededor de los labios (el famoso ‘código de barras’), patas de gallo, manchas y un color de piel grisáceo.

- Las altas temperaturas

Las altas temperaturas pueden contribuir al envejecimiento prematuro de la piel, causando daño oxidativo, alterando la vascularización y favoreciendo la aparición de arañas vasculares.
Seguro que si conoces a alguien que trabaje expuesto a altas temperaturas (forjadores, panaderos, trabajadores de la construcción…) has observado que las zonas de su cuerpo más expuestas suelen verse más envejecidas.

- Una mala alimentación.

Tener una alimentación saludable es importantísimo, no solo para nuestra salud en general, si no también para el aspecto de nuestra piel. Está comprobado que las personas que siguen una dieta equilibrada muestran menos signos de envejecimiento. Una dieta rica en antioxidantes como la vitamina A, B, C y minerales, nos protegerá de un envejecimiento prematuro de nuestra piel. El 30% de la formación de las arrugas depende de la nutrición.

- El estrés y la falta de sueño.

El ritmo de vida tan ajetreado hace que estar estresados sea “común” y este estrés también se reflejan en nuestra piel. Cuando estamos estresados es posible que aparezcan eccemas, picores, brotes de acné… o que si padeces de una enfermedad de la piel como la dermatitis atópica, la psoriasis o la dermatitis seborreica, sus síntomas se agraven. El estrés crónico incrementa los radicales libres y el daño al ADN. Puede deteriorar la función barrera de la piel, disminuir su sistema inmune y aumentar el estrés oxidativo.

- La falta de sueño

Dormir menos de 5 horas al día aumenta los signos del envejecimiento de la piel, que puede percibirse más fatigada, menos saludable, con más ojeras y finas líneas de expresión. La falta de sueño también puede perjudicar la barrera protectora de la piel y asociarse a una peor respuesta a factores externos.

- La polución

La polución está estrechamente ligada al envejecimiento prematuro de la piel, las micropartículas en suspensión del ambiente contaminado se adhieren a la piel y con el tiempo favorecen la aparición de hiperpigmentaciones y arrugas, contribuyen a la disminución de la firmeza y elasticidad de la piel, y le restan color a la piel, volviéndola grisácea. El 25 %de las manchas hiperpigmentadas se deben a la polución.

¿Cómo podemos prevenir y retrasar lo máximo posible la aparición de los signos de envejecimiento?

Cuanto más cuidemos estos factores externos y tratemos nuestra piel con los productos adecuados, estaremos retrasando la aparición de estos signos.
A modo (súper) resumido: FOTOPROTECCIÓN
Como siempre te decimos desde Ofertafarma, el fotoprotector es el mejor producto antiedad. Usa SPF a diario, estés donde estés, haga sol o esté lloviendo, aplica protección solar por la mañana tras la limpieza (SPF de amplio espectro que proteja de las radiaciones UVA, UVB, VIS e IRA. Y no olvides aplicar la cantidad necesaria y reaplicar cada 2 horas.

¿Y que más?
No debes olvidar, la limpieza facial por la mañana y por la noche.
Además, es muy recomendable incorporar a nuestra rutina antioxidantes (tópicos, orales, o ambos) y exfoliar una o dos veces por semana.

En resumen, el control del exposoma supone una estrategia de prevención perfecta para la promoción de la salud de la piel. Así que además de llevar un estilo de vida saludable: tomar frutas y verduras ricas en antioxidantes, realizar ejercicio, evitar el sol, el tabaco y dormir las horas necesarias, el uso de cosméticos específicos que actúen como un escudo protector frente a las agresiones externas podría formar parte de una estrategia muy sencilla para mantener una apariencia joven y saludable de la piel, independientemente de la edad cronológica.

 

¿Conocías el término Exposoma? Cuéntanos, te leemos en comentarios 😀

0
Aftas Bucales
Contorno de ojos

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
Invitado
Miércoles, 14 Abril 2021

Imagen Captcha

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.ofertafarma.es/