Mascarilla FFP2

Vista
Resultados 1 - 9 de 9

Las mascarillas han pasado a ser nuestro nuevo imprescindible en la lista de cosas que debemos coger al salir de casa. Hasta mediados del mes de marzo de este 2020 nos limitábamos a llevar con nosotros 3 elementos clave: las llaves, el móvil y la cartera. Actualmente, no hay salida posible sin objetos de protección como el gel hidroalcohólico o, sobre todo, la mascarilla.

La protección facial contra la covid-19 es un paso imprescindible en la lucha contra esta pandemia. Es obligatorio su uso en cualquier tipo de lugar público, ya sea un espacio abierto o cerrado, por eso creemos conveniente informarte sobre cada una de ellas. No cometer errores a la hora de usarlas es algo que solo se consigue siguiendo consejos como los que vamos a proporcionarte a continuación.

Mascarilla FFP2

La mascarilla FFP2 se usa frente a aerosoles de baja o moderada toxicidad. Puede tener válvula de exhalación o no tenerla, pero la finalidad de las que sí poseen esta válvula es reducir la humedad y aportar comodidad a quien la lleva. Sin embargo, las FFP2 con válvula no están indicadas para pacientes contagiados de covid-19, ya que pueden transmitir el virus a través de dicha válvula.

Estas mascarillas no son reutilizables. Son capaces de filtrar el 94 % de las partículas de aire.

Las mascarillas FFP2 tienen una vida máxima de 8 horas, por lo que no debemos reutilizarlas una vez que hayamos agotado este período de tiempo. Por supuesto, podemos utilizarla en varias ocasiones siempre y cuando no hayamos alcanzado estas 8 horas, pero después es importante desecharla y comprar una nueva. Se recomienda que estas horas de uso no sean continuadas, es decir, que alternemos varias mascarillas ya que la humedad generada disminuye la capacidad de filtración. 

Las características de estas mascarillas FFP2 consiguen evitar transmitir el virus desde la persona que la lleva hacia el exterior (siempre y cuando no lleve la válvula anteriormente mencionada).