Vitamínicos

Vista
Fabricante:
Seleccionar fabricante
Página 1 de 28
Resultados 1 - 24 de 666
Página 1 de 28

Las vitaminas son uno de los micronutrientes esenciales en nuestro organismo. Es decir, sin ellas o con alguna carencia nuestro cuerpo no funcionará a la perfección. De hecho, el déficit de vitaminas se relaciona con varias enfermedades y por eso tomarlas tiene numerosos beneficios. A continuación, explicamos cuáles son y los principales usos que tienen. 


¿Por qué son beneficiosos los productos vitamínicos?

 

En muchas ocasiones, no somos conscientes de que tenemos un déficit y por ello lo mejor que podemos hacer es acudir al médico para realizar un análisis de sangre. Es frecuente que en él se detecten vitaminas que no están en los niveles recomendados como la D, algunas del complejo B, etc. 

Además, también es recomendable que consultes con tu médico necesidades particulares. Por ejemplo, en el caso de las mujeres embarazadas hay que prestar especial atención a los niveles de ácido fólico (que no son más que la vitamina B9) y en este caso podría ser necesario incluir suplementos.

En resumen, detectar cuáles son las vitaminas que te faltan es muy importante para poder encontrar los suplementos necesarios. Y para hacer esto, lo mejor es que consultes con tu médico, le expliques tu situación y tus circunstancias personales y sea él el que determine si hay déficit de alguna de ellas. 


¿Qué tipos de suplementos vitamínicos existen?

Existen dos formas en las que se suelen vender estos suplementos vitamínicos: en formato líquido y en cápsulas. El formato líquido no es el más habitual, pero puede ser útil para las personas que lo quieren diluir en agua porque no les gusta el formato cápsula. 

Por otro lado, están las famosas cápsulas, en las que el producto se recubre por una especie de gelatina y en su interior se encuentran las moléculas que tenemos que ingerir. En este formato nos aseguramos de que todo el producto llega a su destino (intestino desde el que luego se absorberá en el resto de tejidos). Por eso, solemos decir que las cápsulas son el formato más cómodo. Además, en el caso de los niños, existen gominolas que se mastican y que equivaldrían a una cápsula más sólida, si tienen dificultades para tragar esta. 

Y hablando del origen de los suplementos, tenemos que destacar que pueden ser de un origen 100% natural (propóleo u otras plantas medicinales) o bien pueden provenir de la síntesis química en laboratorio. Este segundo caso no suele gustar tanto a algunas personas, pero hay que entender que el resultado final es el mismo que el natural (o con pequeñas modificaciones que lo mejoran), por lo que su efecto es también válido. 

¿Cuáles son los principales usos que tienen?

Y si pasamos ya a hablar de los usos, cabe destacar el caso de los deportistas, que suelen complementar su alimentación con productos como estos. La clave en estos casos es el poder antioxidante de los componentes que tienen los suplementos, algo que resulta fundamental, ya que el deporte produce estrés en el cuerpo (que se traduce en forma de moléculas). Cuando sometemos el cuerpo a situaciones de estrés elevadas, como lo hacen los deportistas de élite, se producen moléculas oxidantes que hay que combatir con estas capsulas antioxidantes. Por eso es frecuente que estas personas ingieran suplementos.

En la otra cara, encontramos a los que desean adelgazar y eliminar toxinas, algo para lo que también se utilizan estas vitaminas. La vitamina B12 suele ser útil para los que quieren perder peso, aunque la vitamina E también es una de las que más se utilizan con poder quema grasa. Sin embargo, las razones por las que te ayudarán a controlar tu peso no solo tienen que ver con la ayuda que te ofrecen. El efecto suele ser duradero porque también ayudan a acelerar tu metabolismo (esas reacciones químicas que tienen lugar en el organismo y que permiten que eliminemos depósitos de grasa). A este acelerón del metabolismo tenemos que sumar también que regulan el peso gracias al control de la insulina en sangre, por lo que también mantendrán a raya una posible subida de azúcar. Y, por último, aunque no menos importante, también es necesario mencionar a la vitamina B5, que aporta más energía a tu organismo. Por tanto, aunque estés todo el día cansado por un déficit de nutrientes al estar en dieta o bien porque los quemas haciendo deporte, esta vitamina te ayudará a mantener tu energía y así evitar esas bajadas de ánimo. 

En resumidas cuentas, las vitaminas son esenciales para nuestro cuerpo y sin ellas no somos capaces de realizar las funciones básicas. Si quieres asegurarte de que tomas las cantidades recomendadas, no dudes en utilizar cápsulas vitamínicas para aquellas que no consumes por otras vías.